APOYO A LA INVESTIGACIÓN EN DIABETES 2021

Donació de l'ADC a la investigació La ADC aporta 14.000 euros para la investigación en diabetes mediante la participación de los socios y socias.

Tres proyectos de investigación en diabetes de los grupos de investigación de Cataluña del CIBERDEM optan a la ayuda.

¿Cuál crees más interesante? ¡Vota ya! Tienes tiempo hasta el 15 de febrero de 2021.

Los tres proyectos finalistas a la ayuda con sus respectivas informaciones * son:

1) Metformina y GFD15: un vínculo innovador para el desarrollo de nuevos antidiabéticos
2) Desarrollo de un sistema de páncreas artificial intermitente para pacientes con diabetes tipo 1 en tratamiento con múltiples dosis de insulina con un sensor de glucosa en tiempo real
3) Obtención de células beta productoras de insulina a partir de organoides pancreáticos humanos
Más información
  • Investigador principal: Manuel Vázquez Carrera
  • Unidad de Farmacología. Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación, Universitat de Barcelona.
  • CIBERDEM

A pesar de los avances que se han producido en el tratamiento farmacológico de la diabetes mellitus tipo 2, los fármacos actualmente disponibles para su tratamiento no consiguen un control adecuado de la enfermedad, lo que impide mejorar la morbimortalidad en estos pacientes. La metformina es el fármaco más prescrito para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, pero sólo se conoce parcialmente cuál es el mecanismo responsable de su eficacia antidiabética.

Recientemente, se ha demostrado que la metformina reduce el peso corporal mediante el incremento de los niveles plasmáticos de la citoquina llamada GDF15. Estudios de nuestro grupo han demostrado que GDF15 tiene unos efectos similares a los de la metformina, lo que hace pensar que este fármaco podría reducir la glucemia incrementando los niveles de GDF15. Disponemos de ratones que son deficientes en GDF15 y en los que queremos estudiar si la administración de metformina no reduce la glucemia, a diferencia de lo que haría en ratones normales.

De confirmarse este hecho, podríamos demostrar que GDF15 es una hormona clave para el efecto antidiabético de la metformina. Esto convertiría GDF15 en una diana para el desarrollo de nuevos fármacos que incrementaran los niveles de GDF15 más potentes y eficaces que la metformina para tratar la diabetes mellitus tipo 2. De hecho, aunque el desarrollo de un nuevo fármaco es un proceso largo, complejo y muy caro, actualmente estamos desarrollando diferentes compuestos que podrían incrementar los niveles de GDF15 y que también quisiéramos investigar gracias a la concesión de este proyecto.

Más información
  • Investigadora que solicita la ayuda: Dra. Marga Giménez Álvarez. Jefa de la Unidad de Diabetes del Hospital Clínic de Barcelona. Investigadora CIBERDEM.
  • Director del Grupo: Dr. Josep Vidal Cortada.
  • Equipo investigador:
    • Dr. Ignacio Conget Donlo: Investigador CIBERDEM adscrito al Grupo de investigación CB07/08/0009, Director del Grupo: Dr. Josep Vidal Cortada.
    • Dr. Josep Vehí Casellas: Investigador CIBERDEM adscrito al Grupo de investigación CB17/08/00004, Director del Grupo: Dr. Jorge Bondia Company.
    • Dra. Remei Calm Puig: Investigador CIBERDEM adscrito al Grupo de investigación CB17/08/00004, Director del Grupo: Dr. Jorge Bondia Company.

Consorcio donde médicos, enfermeras, ingenieros, matemáticos y programadores que trabajamos juntos buscando soluciones tecnológicas que ayuden a las personas con diabetes en su gestión, incorporando herramientas de ayuda a la toma de decisiones para mejorar el control glucémico y minimizar los riesgos de hiper / hipoglucemia, proporcionando una mayor seguridad y, consecuentemente, también una mejor calidad de vida.

Por este motivo, hace más de 10 años que trabajamos juntos en la búsqueda de diferentes algoritmos para conseguir un sistema de páncreas artificial dirigido a resolver las situaciones de control más difíciles y en los casos más complejos (alta variabilidad, alto riesgo de hipoglucemia, niños y adolescentes…). Una de las líneas de investigación en las que estamos trabajando en los últimos años y que centra el proyecto de esta ayuda es la que va dirigida a trasladar estos conocimientos al tratamiento con múltiples dosis de insulina buscando incorporar la inteligencia artificial y las herramientas de seguridad y reducción de riesgos (minimización del riesgo de hipoglucemia, mejora en la detección de la omisión de dosis de insulina, herramientas para mejorar el control ante el ejercicio físico, sistemas de alarma que permitan identificar el riesgo de hipoglucemia …).

En la propuesta actual, el proyecto INCLOC quiere extender los resultados y los beneficios incorporados a los sistemas de páncreas artificial a la terapia con múltiples dosis de insulina y sensores de glucosa para cerrar el círculo y que un software sea capaz de guiar las acciones manuales necesarias para obtener los mejores resultados en términos de control metabólico, de seguridad y de calidad de vida en las personas con diabetes.

El proyecto consta de una primera parte donde se recogerán datos de monitorización continua de la glucosa, dosificación de insulina, actividad física y cuantificación de comidas de pacientes con diabetes tipo 1 y difícil control asociado a variabilidad glucémica o hipoglucemia de repetición. Se modelizarán los pacientes y se testarán los algoritmos actuales en una cohorte de pacientes “virtuales”. Una vez integradas en el software las herramientas necesarias dirigidas a esta población específica (módulo dirigido a reducir el riesgo de hipoglucemia, módulo dirigido a mejorar el control durante la actividad física, módulo dirigido a mejorar la adherencia al tratamiento), se presentará la solución para probar la viabilidad del sistema en situación de vida cotidiana en el contexto controlado que supone un ensayo clínico en este tipo de pacientes.

Por otra parte, nuestra propuesta contempla la realización de un estudio piloto donde la versión actual del software se testará en 20 pacientes con diabetes en tratamiento con múltiples dosis de insulina y sensores de glucosa en situación de vida cotidiana con el objetivo de evaluar la precisión de este sistema en la prevención y la predicción de episodios de hipoglucemia nocturna.

Más información
  • Investigador Principal: Montserrat Nacher Garcia, Hospital Universitari de Bellvitge-IDIBELL, CIBERDEM.
  • Co-Investigador Principal: Eduard Montanya Mias, Hospital Universitari de Bellvitge-IDIBELL-UB, CIBERDEM.
  • Investigador colaborador: Meritxell Rovira Clusellas, CMRB-IDIBELL-UB

Antecedentes. Una estrategia muy prometedora para el cuidado de la diabetes tipo 1, y que también se podría aplicar a la diabetes mellitus tipo 2, es el reemplazo de las células beta productoras de insulina mediante un trasplante. La poca disponibilidad de páncreas de donantes multiorgánicos hace que el trasplante tanto de páncreas como de los islotes que contienen las células beta no pueda ser aplicado de una forma general y, por tanto, es necesario buscar fuentes alternativas de células productoras de insulina. Una de las opciones más interesantes es la obtención a partir de células madre del páncreas que permitieran conseguir una fuente ilimitada de células beta. Se cree que las células de los conductos pancreáticos podrían contener células madre que podrían madurar hacia células beta, si bien la existencia y localización de estas células madre en el páncreas humano adulto es un tema controvertido.

Resultados previos obtenidos por la Dra. Rovira, investigadora de este proyecto, han mostrado diferencias en las células de los conductos pancreáticos de ratón, y que hay varias poblaciones de células que tienen diferente capacidad para funcionar como célula madre. Estudios muy recientes han demostrado esta diversidad de poblaciones celulares en conductos pancreáticos humanos y han demostrado que también tendrían diferente capacidad para madurar hacia célula beta. Se ha demostrado también que las células de los conductos pancreáticos tienen la capacidad de formar organoides in vitro. Los organoides pancreáticos son agrupaciones de células madre que provienen de los conductos del páncreas. Dado que, como se ha mencionado anteriormente, las células de los conductos pancreáticos son bastante diferentes entre sí, es necesario identificar y separar aquellas células que realmente tengan la capacidad de madurar hacia células beta. Por lo tanto, nuestra hipótesis de trabajo es que en los conductos pancreáticos hay poblaciones de células con diferente capacidad para funcionar como célula madre y para madurar hacia células beta con capacidad para producir insulina.

El objetivo general del proyecto es generar células similares a las células beta productoras de insulina a partir de cultivos de organoides pancreáticos. Objetivos específicos: 1) Estudiar la existencia de diferentes poblaciones de células de los conductos pancreáticos humanos. 2) Evaluar el comportamiento de los organoides formados a partir de estas diversas poblaciones celulares, y en particular su capacidad para crecer y para madurar hacia células productoras de insulina.

Metodología. Los páncreas humanos se obtendrán de donantes de páncreas cuando no sean válidos para trasplante. Los páncreas se procesarán y se estudiará la presencia de las diferentes poblaciones celulares que se han descrito en ratones. También se separarán los conductos pancreáticos de diferente tamaño y se separarán las diferentes poblaciones celulares identificadas en el objetivo 1 que se cultivarán para dar lugar a organoides que irán creciendo durante varias semanas. Se estudiarán las diferencias en el crecimiento y en las características de los organoides y se cultivarán con unos medios específicos que aportarán las señales adecuadas para que las células progresen y maduren hacia células beta. Al final del período de maduración se evaluará la presencia de proteínas específicas, como por ejemplo insulina. A partir de estos resultados se confirmará cuáles son las poblaciones de células de los conductos pancreáticos con más capacidad para generar células beta que se puedan utilizar para trasplantar.

* En caso de querer más detalles científicos o de metodología al respecto de las propuestas de investigación, se puede escribir un correo a adc@adc.cat.

Los tres proyectos finalistas a la ayuda con sus respectivas informaciones * son:

1) Metformina y GFD15: un vínculo innovador para el desarrollo de nuevos antidiabéticos
Más información
  • Investigador principal: Manuel Vázquez Carrera
  • Unidad de Farmacología. Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación, Universitat de Barcelona.
  • CIBERDEM

A pesar de los avances que se han producido en el tratamiento farmacológico de la diabetes mellitus tipo 2, los fármacos actualmente disponibles para su tratamiento no consiguen un control adecuado de la enfermedad, lo que impide mejorar la morbimortalidad en estos pacientes. La metformina es el fármaco más prescrito para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, pero sólo se conoce parcialmente cuál es el mecanismo responsable de su eficacia antidiabética.

Recientemente, se ha demostrado que la metformina reduce el peso corporal mediante el incremento de los niveles plasmáticos de la citoquina llamada GDF15. Estudios de nuestro grupo han demostrado que GDF15 tiene unos efectos similares a los de la metformina, lo que hace pensar que este fármaco podría reducir la glucemia incrementando los niveles de GDF15. Disponemos de ratones que son deficientes en GDF15 y en los que queremos estudiar si la administración de metformina no reduce la glucemia, a diferencia de lo que haría en ratones normales.

De confirmarse este hecho, podríamos demostrar que GDF15 es una hormona clave para el efecto antidiabético de la metformina. Esto convertiría GDF15 en una diana para el desarrollo de nuevos fármacos que incrementaran los niveles de GDF15 más potentes y eficaces que la metformina para tratar la diabetes mellitus tipo 2. De hecho, aunque el desarrollo de un nuevo fármaco es un proceso largo, complejo y muy caro, actualmente estamos desarrollando diferentes compuestos que podrían incrementar los niveles de GDF15 y que también quisiéramos investigar gracias a la concesión de este proyecto.

2) Desarrollo de un sistema de páncreas artificial intermitente para pacientes con diabetes tipo 1 en tratamiento con múltiples dosis de insulina con un sensor de glucosa en tiempo real
Más información
  • Investigadora que solicita la ayuda: Dra. Marga Giménez Álvarez. Jefa de la Unidad de Diabetes del Hospital Clínic de Barcelona. Investigadora CIBERDEM.
  • Director del Grupo: Dr. Josep Vidal Cortada.
  • Equipo investigador:
    • Dr. Ignacio Conget Donlo: Investigador CIBERDEM adscrito al Grupo de investigación CB07/08/0009, Director del Grupo: Dr. Josep Vidal Cortada.
    • Dr. Josep Vehí Casellas: Investigador CIBERDEM adscrito al Grupo de investigación CB17/08/00004, Director del Grupo: Dr. Jorge Bondia Company.
    • Dra. Remei Calm Puig: Investigador CIBERDEM adscrito al Grupo de investigación CB17/08/00004, Director del Grupo: Dr. Jorge Bondia Company.

Consorcio donde médicos, enfermeras, ingenieros, matemáticos y programadores que trabajamos juntos buscando soluciones tecnológicas que ayuden a las personas con diabetes en su gestión, incorporando herramientas de ayuda a la toma de decisiones para mejorar el control glucémico y minimizar los riesgos de hiper / hipoglucemia, proporcionando una mayor seguridad y, consecuentemente, también una mejor calidad de vida.

Por este motivo, hace más de 10 años que trabajamos juntos en la búsqueda de diferentes algoritmos para conseguir un sistema de páncreas artificial dirigido a resolver las situaciones de control más difíciles y en los casos más complejos (alta variabilidad, alto riesgo de hipoglucemia, niños y adolescentes…). Una de las líneas de investigación en las que estamos trabajando en los últimos años y que centra el proyecto de esta ayuda es la que va dirigida a trasladar estos conocimientos al tratamiento con múltiples dosis de insulina buscando incorporar la inteligencia artificial y las herramientas de seguridad y reducción de riesgos (minimización del riesgo de hipoglucemia, mejora en la detección de la omisión de dosis de insulina, herramientas para mejorar el control ante el ejercicio físico, sistemas de alarma que permitan identificar el riesgo de hipoglucemia …).

En la propuesta actual, el proyecto INCLOC quiere extender los resultados y los beneficios incorporados a los sistemas de páncreas artificial a la terapia con múltiples dosis de insulina y sensores de glucosa para cerrar el círculo y que un software sea capaz de guiar las acciones manuales necesarias para obtener los mejores resultados en términos de control metabólico, de seguridad y de calidad de vida en las personas con diabetes.

El proyecto consta de una primera parte donde se recogerán datos de monitorización continua de la glucosa, dosificación de insulina, actividad física y cuantificación de comidas de pacientes con diabetes tipo 1 y difícil control asociado a variabilidad glucémica o hipoglucemia de repetición. Se modelizarán los pacientes y se testarán los algoritmos actuales en una cohorte de pacientes “virtuales”. Una vez integradas en el software las herramientas necesarias dirigidas a esta población específica (módulo dirigido a reducir el riesgo de hipoglucemia, módulo dirigido a mejorar el control durante la actividad física, módulo dirigido a mejorar la adherencia al tratamiento), se presentará la solución para probar la viabilidad del sistema en situación de vida cotidiana en el contexto controlado que supone un ensayo clínico en este tipo de pacientes.

Por otra parte, nuestra propuesta contempla la realización de un estudio piloto donde la versión actual del software se testará en 20 pacientes con diabetes en tratamiento con múltiples dosis de insulina y sensores de glucosa en situación de vida cotidiana con el objetivo de evaluar la precisión de este sistema en la prevención y la predicción de episodios de hipoglucemia nocturna.

3) Obtención de células beta productoras de insulina a partir de organoides pancreáticos humanos
Más información
  • Investigador Principal: Montserrat Nacher Garcia, Hospital Universitari de Bellvitge-IDIBELL, CIBERDEM.
  • Co-Investigador Principal: Eduard Montanya Mias, Hospital Universitari de Bellvitge-IDIBELL-UB, CIBERDEM.
  • Investigador colaborador: Meritxell Rovira Clusellas, CMRB-IDIBELL-UB

Antecedentes. Una estrategia muy prometedora para el cuidado de la diabetes tipo 1, y que también se podría aplicar a la diabetes mellitus tipo 2, es el reemplazo de las células beta productoras de insulina mediante un trasplante. La poca disponibilidad de páncreas de donantes multiorgánicos hace que el trasplante tanto de páncreas como de los islotes que contienen las células beta no pueda ser aplicado de una forma general y, por tanto, es necesario buscar fuentes alternativas de células productoras de insulina. Una de las opciones más interesantes es la obtención a partir de células madre del páncreas que permitieran conseguir una fuente ilimitada de células beta. Se cree que las células de los conductos pancreáticos podrían contener células madre que podrían madurar hacia células beta, si bien la existencia y localización de estas células madre en el páncreas humano adulto es un tema controvertido.

Resultados previos obtenidos por la Dra. Rovira, investigadora de este proyecto, han mostrado diferencias en las células de los conductos pancreáticos de ratón, y que hay varias poblaciones de células que tienen diferente capacidad para funcionar como célula madre. Estudios muy recientes han demostrado esta diversidad de poblaciones celulares en conductos pancreáticos humanos y han demostrado que también tendrían diferente capacidad para madurar hacia célula beta. Se ha demostrado también que las células de los conductos pancreáticos tienen la capacidad de formar organoides in vitro. Los organoides pancreáticos son agrupaciones de células madre que provienen de los conductos del páncreas. Dado que, como se ha mencionado anteriormente, las células de los conductos pancreáticos son bastante diferentes entre sí, es necesario identificar y separar aquellas células que realmente tengan la capacidad de madurar hacia células beta. Por lo tanto, nuestra hipótesis de trabajo es que en los conductos pancreáticos hay poblaciones de células con diferente capacidad para funcionar como célula madre y para madurar hacia células beta con capacidad para producir insulina.

El objetivo general del proyecto es generar células similares a las células beta productoras de insulina a partir de cultivos de organoides pancreáticos. Objetivos específicos: 1) Estudiar la existencia de diferentes poblaciones de células de los conductos pancreáticos humanos. 2) Evaluar el comportamiento de los organoides formados a partir de estas diversas poblaciones celulares, y en particular su capacidad para crecer y para madurar hacia células productoras de insulina.

Metodología. Los páncreas humanos se obtendrán de donantes de páncreas cuando no sean válidos para trasplante. Los páncreas se procesarán y se estudiará la presencia de las diferentes poblaciones celulares que se han descrito en ratones. También se separarán los conductos pancreáticos de diferente tamaño y se separarán las diferentes poblaciones celulares identificadas en el objetivo 1 que se cultivarán para dar lugar a organoides que irán creciendo durante varias semanas. Se estudiarán las diferencias en el crecimiento y en las características de los organoides y se cultivarán con unos medios específicos que aportarán las señales adecuadas para que las células progresen y maduren hacia células beta. Al final del período de maduración se evaluará la presencia de proteínas específicas, como por ejemplo insulina. A partir de estos resultados se confirmará cuáles son las poblaciones de células de los conductos pancreáticos con más capacidad para generar células beta que se puedan utilizar para trasplantar.

* En caso de querer más detalles científicos o de metodología al respecto de las propuestas de investigación, se puede escribir un correo a adc@adc.cat.