El concurso, donde en principio a través de unas valoraciones que consideramos técnicamente injustas a nivel de evaluación, daba vía libre a suministrar agujas que consideramos de baja calidad y que tenemos constancia que, en otras CCAA como Valencia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Asturias, traen problemas a los pacientes, hay que comentar que estamos recibiendo vuestras quejas y os animamos a que continuéis poniéndolas, para recopilar el mayor número posible de reclamaciones.

En el último Consejo asesor sobre la diabetes en el CatSalut, ya comunicamos nuestro malestar y se habló de las mencionadas "parrillas de puntuación" y de las empresas que habían salido ganadoras de la adjudicación; aportando toda la documentación pertinente para demostrar la problemática que representa el hecho de distribuir agujas de inyección de insulina de baja calidad.

En ese momento, se nos comentó que se estaba valorando a través del director del área, la gerencia de compras y otros responsables el tema de las agujas, conociendo nuestra voluntad de que hicieran una rectificación al respecto a través de dos posibles vías: hacer un nuevo concurso o, al menos, añadir dentro del sistema de salud pública agujas de calidad, tipo BD, para aquellos pacientes que realmente tienen problemas con las nuevas agujas y sus pinchazos.

Todavía no se han pronunciado y desde la ADC seguimos a la espera de que el ICS nos comente la posible solución.

A finales de enero tenemos Consejo asesor con CatSalut, donde es evidente que uno de los temas principales a tratar será, de nuevo, la calidad de las agujas.

Si no nos convencen las soluciones y las acciones que propongan, en breve, informaremos de las actuaciones que desde la ADC realizaremos al respecto, y que pueden pasar, entre otras, por un comunicado de prensa.