Pilar Mur, paciente con DM1

Este artículo, realizado por un paciente, quiere plasmar algunas de las decisiones diarias a las que se enfrentan las personas con diabetes tipo 1.    

Administració insulinaMi día a día: al despertarme, evalúo automáticamente cómo me encuentro y me pregunto cuál será mi glucemia. Hago un control capilar (todavía no utilizo el sensor) y valoro el resultado para tomar la decisión de cuántas unidades de insulina voy a ponerme. Debo conocer mi ratio (cuánta insulina por cantidad de hidratos de carbono me corresponde para cada comida), y mi factor de sensibilidad (para bajar una hiperglucemia, si la tengo).

Debo adecuar la dosis de insulina según mi glucemia, la ingesta y la actividad física. Y solo acabo de levantarme. Como dice el doctor Isaac Levy: “a más información, más fácil tomar decisiones”.

Veamos qué hacer ante algunas situaciones comunes para todos:

Se considera HIPERGLUCEMIA cuando el valor del azúcar en sangre es superior a 180 mg/dl. Tenemos que BEBER MUCHA AGUA para eliminar el azúcar por orina y aplicar la pauta correctora de insulina. Es importante realizar actividad física, pero esta no sustituye el efecto de la insulina. A más de 250 mg/dl no debe hacerse ejercicio o se debe retrasar, por el riesgo de cetosis.

Para recuperarnos de la HIPOGLUCEMIA se toman alimentos con carbohidratos de absorción rápida: zumos, pastillas/geles de glucosa, sobres con azúcar, etc. En el caso de pérdida de conocimiento por hipoglucemia, NUNCA dar alimentos y sí administrar el glucagón y llamar a emergencias.

Rotación de los pinchazos de insulinaEs importantísima la ROTACIÓN DE LOS PINCHAZOS. Inyectar insulina siempre en el mismo punto puede producir la aparición de lipodistrofias que pueden causar lecturas erráticas e impredecibles.

Un buen truco para inyectar la insulina en el brazo es posarlo sobre el respaldo de una silla, de esta forma alcanzamos la parte posterior donde podremos pinchar fácilmente.

Al hacer un control capilar, si no hemos podido lavarnos las manos antes de la punción en el dedo, podemos extraer una gota y eliminarla, para sacar otra que es la que tomaremos para dicho control.

Y, finalmente, lo más importante: la diabetes debe adaptarse a nuestra forma de vida.