DIABETES Y EMBARAZO

Cualquier mujer debe tener un seguimiento y mantener ciertos cuidados durante su embarazo y, en el caso de las mujeres con diabetes o aquellas con diabetes gestacional, deben tener un mayor seguimiento médico, antes (pregestacional), durante (gestacional) y después (lactancia, maternidad) de un embarazo, además de mantener ciertos cuidados extras con la diabetes durante este período.

Lo ideal sería, antes de quedarse embarazada, hablar y concretar con el endocrinólogo ciertos aspectos. Será quien fijará unos objetivos glucémicos a los que llegar antes del embarazo, posibles cambios en las pautas o en el tratamiento, y quien hará el seguimiento necesario en el caso de complicaciones previas originadas por la diabetes.

Los niveles de glucemia altos y mantenidos durante el embarazo pueden afectar o provocar complicaciones tanto para la madre como para el feto: descompensaciones glucémicas graves, macrosomía, malformaciones en el feto o abortos espontáneos son algunas de ellas. Estas complicaciones no tienen por qué aparecer y evitarlas depende, en un alto porcentaje, de mantener un buen control de la diabetes.

Hoy en día la evidencia científica indica que las amenazas más importantes para el feto aparecen en el momento de la fecundación y durante las primeras semanas de gestación. Es por esta razón que la mujer con diabetes que desea ser madre debería quedar embarazada en el momento más adecuado desde el punto de vista de la diabetes: cuando la futura madre se encuentra en “control metabólico óptimo”.

Se entiende por control metabólico óptimo el registro de unos valores de glucemia en la sangre propios de una persona que no tiene diabetes, todas las horas del día y todos los días de la semana, de manera sostenida. Se aconseja dejar las medidas contraceptivas para dar paso a la concepción cuando la HgAC1 es igual o, preferiblemente, inferior al 6 % (nunca si es superior al 6,5 %).

***La información proporcionada en el sitio web no reemplaza, sino que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante y en caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.